Archivos Mensuales: julio 2013

Chapas de plastilina preciosísimas para el verano

Barnizadas

Hoy recuperamos las cajitas de plastilina que seca al aire de la que ya os he hablado alguna vez, para hacer una manualidad que os va a encantar. Y además para hacer con los niños algo que podréis lucir este verano peques y mayores. Las chapas que os vamos a enseñar, las pueden hacer niños de prácticamente cualquier edad. Y también es una manualidad super entretenida, ya vereis.

Esta plasti nos encanta, ya os hemos enseñado algún trabajo haciendo muñecos de Peppa Pig y de sus amigos. Seca al aire, y cualquier cosa que hagamos con ella se convierte en juguetes… o en chapas, como en este caso.  También conseguiréis resultados similares si trabajais con fimo habitualmente, aunque a mí me parece más engorroso para hacer algo con niños. Me gusta tanto la plastilina, que ahora mismo tengo stock en casa pendiente de usar, y le tengo que dar salida. Y es que he pasado de comprar cajas para la peque a ir a la tienda donde la compro normalmente, y autorregalármela. Así que no descarto el aparecer por aquí en breve, con alguna manualidad nueva de modelar.

Bueno, no adelantemos acontecimientos, y vamos a la de hoy que espero que os guste tanto como a mí. Enganchaditas nos tiene (vaya veranito, porque la de los Hama Beads tampoco se nos pasa). Lo primero que vamos a hacer es pensar en el tipo de diseño que queremos y preparar la base.

Base

Poco a poco vamos completando los detalles. Para que no se os seque demasiado rápido y todo se pegue bien, id cubriéndo el trabajo con una campana mientras avanzais con el dibujo (un tupper boca abajo puede valer).

Añadiendo detalles

Hacemos el dibujo que más nos guste. No tiene por qué ser algo figurativo siempre. Aquí la imaginación de cada uno es libre, y vosotros de eso teneis mogollón, que yo lo sé. Ya os enseñaré otro día alguna cosita que hemos estado probando.

Diseño final

Y ya está, completamos la chapa con un arfiler o pin en la parte posterior. Aunque podéis colocarlo cuando la plastilina está aún bien, yo os recomiendo fijarlo con una gota de cola blanca cuando haya empezado a secarse.

Pin

Esta fue la primera colección que preparamos. El corazón y la flor rosa las hizo Bombón1 sin ayuda, con tres años. Ya os lo he dicho al principio. Incluso antes de los tres años, si a vuestros peques ya les gusta la platilina, ya se puede empezar a practicar. ¡Se os va a caer la baba!

Colección

Si lo preferís, podeis darle otro acabado, aplicando una mano de barniz cuando la plastilina está seca. En casa hemos usado a modo de barniz, un esmalte de uñas transparente, dando dos capas porque el material es un pelín poroso. En la primera foto se ve cómo quedan barnizadas, para que decidais como os gustan más.

El primer día ya usé alguna. ¡Creo que ese corazón lo voy a guardar siempre!

Chapas de plastilina

¿Os gustan? Pues os diré que no ha quedado ahí la cosa. Como os decía, hemos vuelto a hacer unas cuantas. Muchas. Y Bombón1 ya ha regalado alguna super orgullosa de sus trabajitos.

Yo este verano, tengo para combinar con cualquier cosa que me ponga. ¿Que me decís? ¿Os animaréis a montar vuestra propia colección?

No os olvidéis de enviarnos fotos de las que hagáis. Sabeis que nos encanta cuando alguien tuitea sus propias versiones de las manualidades, o incluso nos escribe correos con un montón de fotos. ¡Estoy pensando abrir una págiina de Facebook para que podais usar sus álbunes! ¿Os gustaría?

Bueno, ya sabeis que si os gustó el post, un +1 nos encantaría. ¡Gracias, bombones!

Fin de semana con niños en La Manga del Mar Menor

Atardecer en La Manga

Hace poquitos días que vinimos de unas mini vacaciones de La Manga del Mar Menor con los dos bombones. El Mar Menor es un buen destino si buscais vacaciones de playa con niños muy pequeños. Hemos estado la mar de agusto en casa del tito Jesús y la tita Tere. En este post vais a encontrar planes que podeis hacer si vais allí de vacaciones o de escapada de finde.

Escribo el post porque antes de ir, estuve buscando posibles planes para hacer con niños pequeños en la zona. Es una costumbre que tengo cada vez que viajo, ya sea sola o acompañada. Los ‘previos’ de los viajes me encantan, aunque viviendo en Madrid mi excursión vaya a ser a Torrelodones (para los que no lo conozcáis, es un pueblo de la comunidad, que está a unos 30 kilómetros de casa), y aunque ya haya estado cuarenta veces allí. Busco cosas en internet, leo revistas, consulto guías… incluso como es el caso, sin que en realidad lo necesite. La verdad es que nuestros titos son unos expertos en la zona. Pero oye, nunca se sabe, siempre se puede encontrar algo nuevo. Así que yo miro. Bueno, pues esta vez no es que no encontrase mucho escrito al respecto, no. Es que además encontré opininones diciendo aunque con otras palabras, que no hay nada que hacer si te plantas allí con un crío. Bueno, pues nada más lejos de la realidad. Mentira de las gordas, y os lo voy a demostrar.

Pero vamos al grano, que me lío y me salgo del tema. El Mar Menor podría llamarse por los peques ‘Mi Primer Mar’. Como no tiene el oleaje que podemos tener en cualquier playa, lo hace perfecto para que los más peques puedan disfrutar de él. Incluso los bebés pueden darse un bañito y jugar en sus aguas, cosa que en otras playas es un poco complicado.

Realmente las opciones son muchísimas. Tenemos un cordón de tierra de 21 km, ¡y playa en los dos lados! ¡42 Km en total! ¿os imagiinaís? Como sería larguisísimo contemplarlo todo, os voy a hacer una propuesta de fin de semana para seleccionaros lo que a mi me parece imprescindible.

Haced la maleta con todo lo que no podemos olvidar sobretodo para los peques, y llevad la cámara lista para hacer fotos bien chulas.

Viernes

Llegamos. Para la tarde del viernes el plan es tranquilito. Si aun estamos a tiempo, podemos darnos un bañito en el Mar Menor y después de cenar, salir a tomar un helado en una de sus heladerías, que las hay en cada esquina.

Sábado

Como ayer ya visitamos el Mar Menor, hoy vamos a prepararnos, y al salir de casa o del hotel (la oferta es enormisísima), vamos a cruzar la calle y nos daremos otro bañito en el Mar ‘Mayor’. Hoy tendremos alguna ola más, así que podemos jugar a saltarlas, o si los peques aún son muy pequeños, aprovechar para construir castillos de arena con un súper foso donde ellos también puedan bañarse.

Para comer si os parece, vamos a probar el caldero, que por algo es el plato típico de la zona. Hay muchos restaurantes a lo largo de toda la costa, pero creo que no me equivoco si os mando a Cabo de Palos (al proncipio de la Manga) a probarlo en cualquiera de sus restaurantes. Mañana os voy a llevar a Cabo de Palos, así que tranquilos… no hace falta que exploreis la zona. Id al grano grano, a comer.

Las olas y la super comida nos habrán dejado para el arrastre, así que si andais por ahí con peques, os recomiendo una siestecita… aunque sea mínima. Además, los mayores vais a hacer un poquito de ejercicio por la tarde, ya vereis.

Por la tarde vamos a volver a darnos un baño en el Mar Menor. Y os propongo alquilar un patín de esos que llevan tobogán incorporado. Ya os he dicho que el Mar Menor es super tranquilo, así que podréis estar un buen rato bañándoos donde es un poco más profundo. Con el plan de la mañana, seguramente hayais bajado más bien tardecito, así que con suerte pillaís la puesta de sol. Y si no, esperáis a que el sol se ponga, porque podeis sacar unas fotos bien chulas, de cara al mar.

Para pasar la tarde-noche, vamos a empezar con un planazo para los peques, con visita al Peke Park. El Peke Park es un parque de atracciones en miniatura, ideal para los niños de todas las edades. Incluso los más pequeñitos tienen hinchables que pueden utilizar. Hay hinchables, pero también barcas de choque, camas elásticas, puestos de tiro al blanco, circuito de mini golf… Suficiente para pasar un buen rato.

El Peke Park está cerquita de Cabo de Palos, por lo que si le teneis echado el ojo a algún restaurante para la cena por aquí, podeis aprovechar. Si no, también hay opciones en nuestra próxima parada: la Plaza Bohemia. Una plaza repleta de puestecitos de artesanía, para que os deis un paseo y compreis algún detalle si os apetece. De la Plaza Bohemia nos vamos a ir al Zoco. Allí podemos seguir con las compras, tomarnos un heladito en la terraza de alguna de sus heladerías, o simplemente pasear.

Cabo de Palos

Domingo

Para mí, este es el plato fuerte del fin de semana. Hoy vamos a volver a Cabo de Palos, y después de dar una vuelta por sus calles, ver tal vez el puerto pesquero y acercarnos a ver su faro, haremos una parada en Cala Reona o en la Cala de las Flores (o incluso en las dos,porque están cerca) para hacer snorkel. Si el mar no está revuelto, estaís a punto de alucinar. La zona de Cabo de Palos e Islas Hormigas es de las mejores de toda Europa para hacer snorkel, y submarinismo. Así que en mi opinión, no podeis dejar pasar la oportunidad de asomaros a sus aguas. La cantidad de peces, erizos, estrellas, anémonas… que vais a ver, es increíble. Con un tubo o unas gafas que habreis llevado o comprado en cualquier bazar en el paseo del sábado por la noche, es suficiente. Y no tengais miedo por los peques, porque vais a ver como podeis empezar a ver cosas sin ni siquiera haber dejado de hacer pie en la orilla. Es realmente increíble, y os va a costar sacar la cara del agua. ¡Estais avisados!

Después de este super baño, os voy a dejar que comais donde querais, y emprendais el caminito a casa… ¡hasta la próxima visita!

Este es el plan que os propongo si quereis pasar allí un fin de semana, pero hay muchas  n que podeis realizar: cine de verano, circuito de Karts, rutas en bici para todos los niveles, excursion a la reserva natural de Calblanque o a las salinas de San Pedro del Pinatar, cursos de windsurf, de vela o de buceo, o excursiones en barco a las islas de la zona.

Decidme, ¿no os dan ganas de escaparos ya mismo? ¡Si yo diría que es el primer viaje de playa que tendrían que hacer los bombones! Animaros a contarnos vuestros planes preferidos de playa. ¡Sol y playa se dan por hecho!

Hacemos un mosaico con papeles de colores

Como os conozco y sé que este verano no os apetece complicaros la vida demasiado con las manualidades, os traigo otra vez una manualidad que hemos hecho en casa súper, súper fácil. Vamos a hacer un collage con papeles de colores para dibujar un paisje. Otra vez vengo con mucho colorido, porque sí… porque os encantan las manualidades super fáciles, ¡pero también los colorinchis, que os conozco!

Lo primero que necesitamos es hacer acopio de papeles de colores. Os recomiendo tener siempre alguna revista vieja a mano para estas cosas. Aunque tengáis otro tipo de papel como nosotros, buscad siempre en fotos de revistas, que es muy divertido.

Papeles de revistas

Una de las actividades que estuvo practicando Bombón1 durante el último trimestre del cole, fue cortar con tijeras (ya las usamos en este otro trabajo que tanto os gustó). Y hoy me acordé de eso. Además nos viene bien que la manualidad nos entretenga un buen ratiito y ya vereis como esta cumple con el requisito perfectamente.

Dibujamos nuestro paisaje… no tiene que ser perfecto, que el dibujo no se va a ver luego.

Dibujo del collage

Y con los colores que necesitaremos en mente, nos ponemos como locos a recortar trocitos de donde más nos guste. Clasificamos los papelitos por colores. Este es el primer ratito que tendremos entretenidos a los peques. Nosotros como veis, no nos complicamos mucho: amarillos para el sol, azul para el cielo, y verde para el campo. Todo muy convencional, podeis cambiar los colores si quereis, que seguro que también queda chulísimo.

Recortes de papel

Y nos ponemos a pegar como locos. Este es el segundo rato que los peques van a estar liados en dar pegamento – colocar trocitos . embadurnarse las manos – dar pegamento… y así hasta el infinito (casi). Las manitas acaban fatal, fatal. Pero si usais cola blanca, no os teneis que preocupar, porque se quita fenomenal. Antes de empezar a pegar, enseñad a los peques a extender la cola sobre el papel o cartulina que useis, con un pincel.

Haciendo nuestro collage

Poquito a poco ibamos completando nuestro dibujo… Los colores del sol se los fui preparando yo a un lado, para intentar que quedase degradado. Pero vamos, que si no se consigue ese efecto, va a quedar también fenomenal.

Collage - Intermedio

Hay que pegar tanto, que pensé en hacer la manualidad en dos días, para no saturar. Pero seguíamos concentrados a lo nuestro, y no quise pararlo. Y justo cuando pensaba que Bombón1 tiraría la toalla, descubrió una perforadora que tenía entre mis cosas y tuvimos que probarla haciendo unos cuantos circulitos.

Circulos de la perforadora

Y por supuesto, hicimos círculos de color rosa, que había papeles de todos los colores, y no habíamos tenido en cuenta para nada, el color rosa en el diseño (¡en qué estaría yo pensando!). ¿Y qué podíamos hacer con este material? ¡Está claro!, ¡unas flores para el campo!

Collage - Detalle de las flores

Así que una vez dado el toque final cien por cien cosecha de Bombón1, ya tenemos listo todo para enseñaros el resultado final. Por cierto, que la taladradora nos ha chiflado y seguramente preparemos una manualidad usándola.

Collage - paisaje

Podeis seguir pegando papeles hasta que no se vea el fondo de la cartulina, pero creo que tiene su encanto que se vea algún huequito. Le da un aspecto de ‘mosaico’ que me gusta mucho.

¿Que os parece? ¿Os animareis a probar? Ya sabeis, si os gusta, no os olvidéis del +1, y sobre todo, sobre todo, enviadnos fotos de vuestras obras de arte.

Cantamos en inglés con Super Simple Songs.

Música con niños

Ya sabéis que en casa nos gusta muchísimo cantar. Hoy os quiero hablar de Super Simple Songs y de unas cuantas canciones en inglés que nos chiflan. En niños para los que el inglés es una segunda lengua, estas canciones, además de todo lo bueno de cualquier canción, les aportan sin darse cuenta, vocabulario, pronunciación y entonación del idioma.

Hace tiempo me topé con Super Simple Songs buscando una canción muy divertida, ‘Five Little Monkeys’, y ya me quedé enganchada a estos chicos. Veréis si os dais un paseo por su web, qué chulo es todo lo que hacen. ¡Y además tienen un comunity management majísimo!. Muchas veces he recurrido a ellos para buscar canciones entretenidas para pasar un ratillo con las peques. Y siempre con éxito, que es lo importante en estos casos. Siempre he pensado que es importantísimo decir lo que nos gusta y si estamos contentos con algo, transmitirlo. Así que esta es mi forma de darles las gracias por  todos los ratos super divertidos que nos hacen pasar. Son muy buenos, seguro que muchísima gente ya se lo ha dicho, pero bueno, que les conste una opinión más, que siempre gustal, ¿verdad?

De todas las canciones que tienen en sus discos, esta es nuestra lista de favoritos

Si os dais un paseo por su web, veréis que hacen mucho más que canciones. A mí me encantan porque en muchos casos nos enseñan las coreografías, nos dan materiales para trabajar el vocabulario y hasta nos explican como podemos aplicar dinámicas de grupo si se usan en clase. Si indagais un poco más que en la mera canción, ya veréis que se le puede sacar muchísimo jugo a esta web.

Cantando con Super Simple Songs hemos aprendido a sincronizar movimientos con la música, hemos hecho algún que otro trabajo manual, como con Skidamarink y claro… hemos cantado mucho, mucho. S-A-N-T-A fue parte de la banda sonora de las navidades pasadas… Con muchas de estas canciones hemos aprendido a contar en inglés, especialmente con Seven Steps, y así podría seguir con unas cuantas más.

Aviso a navegantes… mucho cuidado si practicais con alguna de ellas, porque a mí cada vez que escucho ‘Seven Steps’ se me queda en la mente un par de días mínimo. Si es tan pegadiza, ¿cómo no les va a gustar a los peques?

¿Y sabeis que es lo más genial de todo? Bombón2 que con quince meses aún no sabe hablar, ya canta ‘Uh-Huh’. Eso sí, como sabeis muchos que la habeis conocido, le encanta bailar. Es todo un espectáculo verla, una combinación genial.

Este verano, junto a la maleta del bebé que ya os comenté, me llevo bien a mano mis canciones. Estas del post son todo un clásico en casa.

Decidme que os ha parecido, y si os ha gustado la recomendación, ya sabéis… ¡¡¡dadmne un +1!!! Espero vuestros comentarios para que nos contéis si cantáis en inglés en casa y cuales son vuestras canciones favoritas.

Hama Beads. Manualidades muy entretenidas.

Mariposa

Ale, ahí queda eso. Título de post raro, raro, verdad? Bueno, pues no os preocupéis, porque, para los que no conozcáis todavía las ‘hama beads’, os voy a contar lo que son. Y además vamos a ver paso a paso cómo trabajar con ellas. Vamos a hacer una manualidad que a los peques les va a ayudar a desarrollar la motricidad fina, a clasificar colores, y a poner atención en copiar diseños sencillos. Una actividad completa, que les tendrá entretenidos un buen rato.

¿Os confieso algo? Yo tampoco tenía ni idea de lo que eran, hasta que lo vi en internet. Y muy poco tiempo después, gracias a un post de Pasándolo pipa descubrí su nombre: Hama Beads. A mi me gusta mucho cotillear la sección de niños de Ikea, y me encantan sus juguetes: la cocina, los cacharritos, las comidas de fieltro, el tren y sus vias de madera… todo. Pero el super tarro de las cuentas de colores era un misterio, una incógnita. Me llamaban la atencion los colorinchis, pero ni idea de para qué servían.

El finde pasado junto a otras cuantas cosas más que ya os iré enseñando, compré un super bote de cuentas para traérmelo a casa. ¡Mirad cuántos colores!. ¡Abres el bote, y dan ganas de meter la mano en él a revolver!

Surtido de colores

Hemos buscado inspiración en internet y… allí hemos descubierto el mundo de las Hama Beads. Todo un mundo, de verdad. Hay por ahí auténticos locos de estas cuentas. A nosotros creo que no llegará a darnos tan fuerte, pero reconozco que un poco de vicio sí que es. Así que estad bien atentos, porque puede que a vosotros os enganche, y mucho. Vereis, el tamaño que venden en Ikea es el ‘midi’, pero las hay también mini y maxi. Y en internet puedes comprar muchíiiiiisimas más, y cantidad de accesorios. Con esto y las aplicaciones que hay para pixelar prácticamente cualquier imagen, el límite lo pone cada uno.

Pero bueno, para empezar con el mega tarro de Ikea, tenemos más que de sobra. Una de las bases que compramos con las cuentas es redonda, y lo primero que hice para probar fueron unos posavasos. Que oye, no han quedado tan mal. Tenéis que seleccionar los colores que vais a usar, y empezar a colocar piezas como locos en la base, y enseguida tendréis vuestra recompensa.

Colocación de las cuentas

Una vez que tenéis el diseño colocado tal y como lo quereis, os encomendáis a quien sea para que no os lo tiren por los suelos, y lo preparáis para la plancha. Hay que usar un papel que viene con las bases. Si necesitáis más papel, podeis usar papel para horno del que venden en los supermercados.

No he leído nada de como tenemos que poner la plancha, pero yo os recomiendo no darle mucha caña, porque las cuentas se funden muy fácilmente, y no es necesario más calor. A través del papel vais a ver cómo va quedando. A mí personalmente me gusta planchar las cuentas hasta que no se ven circulitos de un lado, pero que queden intactos por la otra cara.

Tenemos que levantar el papel cuando ya haya enfriado un poco. Si lo hacéis antes de tiempo, os puede pasar como a mí, que en el primer intento dejé la hoja pegada al posavasos (de ahí que me haya buscado la vida para ver dónde conseguir más hojas). Como veis, os cuento mis meteduras de pata, para que no os pase igual a vosotros.

Cuentas planchadas

Hay gente que plancha los diseños por los dos lados, porque les gusta más. Para gustos, colores. En estas dos fotos podeis ver las dos caras para comparar el resultado.

Posavasos

Os enseño unos diseños muy sencillitos de Donald y Daisy para que probéis a hacer algo distinto, si os apetece. Se puede hacer prácticamente cualquier cosa.

Donald y Daisy

Y ya habéis visto en la primera foto del post, que tenemos alguna mariposa infiltrada entre las plantas. Nosotros las hemos clavado en las macetas pegándolas a palitos de brocheta. Las mariposas son una buena idea para que los peques regalen a los tíos, a sus abuelos…

Como tengo cuentas como para montar un taller para un regimiento entero, no descarto el volver al ataque con más cositas. En este verano probaremos con más, seguro. Además, Bombón ha estado un buen rato entretenida haciendo cositas. Me ha gustado eso mucho.

¿Que me decís? ¿Le dareis una oportunidad a los Hama Beads?

Ya sabéis, si os gustó, dadme un +1. Pero si probáis a hacer cosas, ¡mandadme fotos, porfa! ¡Eso sí que me encanta!

A %d blogueros les gusta esto: