Archivo de la etiqueta: disfraz de hawaiana

Disfraz hawaiano

Disfraz Hawaiano

Lo sé, vas de cabeza y no da tiempo a nada. Y los peques siguen con su agenda… esa no para. Por eso he pensado hacer la falda para completar el traje Hawaiano que ya habrás empezado si te has atrevido con el collar que enseñé en la última entrada. El collar por sí solo es un ‘disfraz’ estupendo, y genial como complemento para cualquier cumpleaños o fiesta de verano. Pero si quieres completarlo un poco más, ¿por qué no animarte con la falda que es casi más fácil de hacer que el collar?

Cuando le dije a Sara que si quería hacerse una falda ella misma para el disfraz, me dijo: ‘Mami, si yo no sé coser, y ¡me da miedo coger una aguja!’. No te puedes imaginar la cara que puso cuando le dije que no necesitaría aguja, y que además en un periquete la iba a tener lista. Tenía claro que la quería hacer de algo que fuese medianamente resistente. Mi primera opción fue hacerla de plástico verde, pero no tenía mucho tiempo para buscarlo, y claro, no lo encontré. Luego pensé en lana, y buscando un color que me gustase en la tienda, vi ¡ovillos de trapillo! Genial. No te imaginas lo que cunde eso, mil veces más que la lana.

Hacer una falda de este tipo es más sencillo de lo que imaginas. Sólo hay que liarse a hacer nudos. Cortamos tiras de trapillo del doble del largo del que queremos la falda, y empezar a hacer nudos con ellas. Te dejo un mini esquema para que veas como va.

Como hacer una falda hawaiana paso a paso

El mismo cordón en el que se monta la falda se deja un poco más largo, y se anuda a la cintura. La original es una falda de hierba, y bueno… esta se le parece bastante. Es un disfraz que a los niños les gusta mucho, porque se mueve mucho cuando bailan. La falda se puede poner encima de ropa. Si la acompañas de un collar o lei, una pulsera (hecha como el collar), y un par de flores para la cabeza, ya tienes disfraz completo.

¿Qué te ha parecido la idea? Te aseguro que si necesitas un disfraz de última hora y no quieres complicarte la vida confeccionando nada, es una opción super buena. Y si aún así andas pillado de tiempo con el disfraz, ¿qué te parece si echas mano de algún pareo que tengas del verano, y lo acompañas con del collar y de algún complemento más? ¡Corre que aún estás a tiempo, y darme un +1 si te ha gustado la idea!

Anuncios

Aloha! Carnaval para muñecos

Disfraz de Hawaiana para muñecos

Antes de meterme en materia con el post de hoy, dejadme hacer un inciso para dar la bienvenida a los nuevos lectores del blog. Si tenéis bombones correteando por casa casa, creo que os va a gustar. Y deciros, también a los que no los tenéis, que seguro que en el blog encontráis ideas para cuando os las tengáis que ver cara a cara con uno de ellos. Os aseguro que vais a encontrar actividades que pueden tener entretenidos a los peques un buen rato. Y además mientras tanto, poquito a poco nos iremos conociendo algo más.

Segunda cosa… la semana pasada, escribí un post sobre los hijos muy especial para mí. Como fue el viernes, y no el martes que es el día que publico habitualmente, os lo recuerdo aquí… por si se os ha escapado. Aunque aprovecho para dejar caer que si os suscribís al blog, os llegará inmediatamente cualquier tipo de actualización. Si no os habéis suscrito aún ¡estáis tardando!

Y me pongo ya con la manualidad de hoy, que para variar, me lío, me lío y me voy de tema. Estaba yo pensando que podría publicar en el blog por carnaval, cuando se cruzó en mi camino una propuesta de Remorada para hacer vestidos de papel higiénico. Sí, como lo oís… ¡de papel higiénico!. No es que a priori parezca lo más manejable del Mundo, pero cuando leí la propuesta hice una asociación rápida de ideas: carnaval – disfraz- muñecos – papel higiénico – colores – blog – actividad con peques. Así fue la cosa… más o menos.

Sabéis que en casa nos encantan los colores, y como a las peques les picaba la curiosidad y les apetecía participar en el disfraz, les propuse que me ayudasen a colorear el papel para hacer nuestras ‘telas’. Al fin y al cabo, un disfraz de hawaiana en blanco inmaculado, como que no pega mucho ¿no? (Antes de liarnos con las pinturas, lo hicimos en blanco… también era chulo).

Necesitamos colorear trocitos de colores cálidos y trocitos con tonos de verde. Empezamos pinta que te pinta y cuando ya tuvimos suficiente tejido para ponernos manos a la obra con nuestro disfraz, acabamos haciendo unos dibujos la mar de chulos en papel de cocina, que es algo más resistente que el papel higiénico. A ver si un día os los enseño.

Tiñiendo el papel higiénico

El papel se reblandece bastante, así que cuando lo movamos para dejarlo secar, hay que manejarlo con cuidado. Esta es de hecho, la fase más complicada de todo el proceso. Estas son nuestras ‘telas’ recién tintadas, esperando a que sequen. La tira que está pintada sólo de verde es la que usaremos para hacer la falda.

Telas tintadas - Secado

Una vez seca la pintura, el papel ha cogido un poco más de cuerpo y aunque sigue siendo frágil, es un poco más sencillo de manejar. Para hacer la falda pegamos un celo transparente a la altura que va a ir la cintura, y empezamos a hacer flecos muy finos con unas tijeras. No importa si alguno se rompe.

Falda hawaiana

Dos vueltecitas a la cintura, y ¡ya está! Perfecta. Para el top, hacemos un lacito con un trozo de papel rojo. El siguiente paso, preparar todos los colores de las flores y una perforadora normal para hacerlas. Necesitamos círculos muy pequeños.

Papel para hacer las flores

Otra vez nos ayudan los peques… a sacar todos los circulitos, y a clasificarlos por colores. Increíble el juego que da esta actividad. Ya os lo dije cuando hicimos nuestro mosaico de la puesta de sol ¡Se lo pasan en grande!

Flores para collar hawaiano

Poquito a poco iremos ensartando nuestras flores para hacer el collar. Lo de la perforadora es genial, porque ya veréis que le queda del tamaño justo para la escala de la muñeca.

Como hacer un collar hawaiano

Ah, ¡guardad una flor para ponerla en el centro del top con una gotita de pegamento!

Collar hawaiano

Una vez tenemos el collar terminado, sólo nos queda hacer una super flor para el pelo. Hacemos un círculo que recortaremos en espiral. Enroscándolo sobre sí mismo al revés (empezando desde la orilla de más afuera), sale la flor sola. Es muy sencillo.

Patron para flor

Sujetamos la flor a la cabeza con un arfiler, y ya está. El toque final perfecto para tener un auténtico disfraz de hawaiana.

Flor del pelo

I love Minnie se lo ha pasado tan bien con el disfraz, y se ha metido tanto en el papel, que nos ha enviado esta postal. ¿Qué os parece?

Postal desde Hawaii

Si buscáis #vestidosdePH en twitter, vais a ver que cosas más increíbles se han preparado para este juego. Remorada los va a estar recogiendo hasta finales de mes, así que si os apetece participar, aún estáis a tiempo. Es divertido, os animo a que lo hagáis.

Bueno, en cualquier caso, creo que a los peques les va a encantar el poder hacer algo parecido y vestir a sus muñecos por carnaval. Los mayores les hacemos los vestidos a ellos, ellos se los hacen a sus peques. Ya sabéis… juegos de imitación ¡Es perfecto! Una manualidad de corte y confección muy de andar por casa. ¿Que os ha parecido?

Esta vez os voy a pedir que si os animáis a probar, le paséis la foto para el #vestidosdePH, porque la colección que se está haciendo es genial. Y yo os voy a pedir que si el post os gustó, lo compartáis en vuestras redes sociales. Y que me dejéis comentarios, que sabéis que para estas cosas soy como una niña pequeña y me pongo más contenta que si llegasen los Reyes Magos.

A %d blogueros les gusta esto: