Archivo de la etiqueta: cómo dibujar con pasteles en cartulina negra

Dibujos con pasteles

Lámina de pastel sobre cartulina negra

En casa llevamos unos días liados con una mueva actividad… pintar peces de colores con pasteles. ¡Y en cartulina negra, para que destaquen bien los dibujos!. Me gusta mucho el contraste de los colores, y creo que es parte del secreto de por qué nos hemos pasado días y días dándole a los pasteles. Así que os recomiendo que os animéis a probar, porque si os gusta la mitad que a mí, lo vais a pasar en grande.

Os voy a contar un secreto. Tenía en cola escribir algún post en el que dibujásemos desde hace bastante tiempo. Después de unas cuantas coincidencias que os voy a contar, me encontré con la ‘inspiración’ para ponerme manos a la obra con el post de hoy. Los dibujos de los niños me encantan, siempre son perfectos, nunca salen mal. Os conté hace poco lo importantes que pueden llegar a ser las manualidades y seguir trabajando la creatividad para ellos.

Hace unos días leí un artículo sobre la importancia que siempre se ha dado en los estudios a la lengua, a las matemáticas, y cómo poco a poco (o no tan poco a poco) se dejan de lado a las asignaturas o tareas que son más artísticas. Incluso llegamos a valorar si una persona sabe o no sabe dibujar… Mis dibujos son mis dibujos, a mí me valen, y os podéis hacer una idea de lo que pienso de los que hacen mis hijas. En la vida se me ocurriría decirles que no son bonitos, o que hay que cambiarlos. Y no por protección, no, si no porque de verdad no lo pienso. Me encantaría que no perdiesen la facultad de poder expresarse dibujando.

Hay otro momento que me volvió a recordar el post que llevaba tiempo queriendo escribir, y fue un comentario durante un curso sobre innovación al que asistí. Hubo un momento en el que se dijo que la asignatura de dibujo no debería desaparecer nunca de nuestros planes de estudio, incluso en estudios superiores. Y es que el dibujo, por mencionar sólo algún aspecto positivo, nos ayuda a poder expresarnos de otra forma, o a resolver problemas, por no hablar de lo que puede llegar a relajar. Además, cada vez vivimos en un entorno más visual, y me parece más importante que nunca el cultivar esta faceta creativa en nuestros peques. Al curso que es más que recomendable, no os puedo mandar. Pero sí queréis leer el post de el blog «El clip infinito», os dejo aquí el enlace al mismo.

Me lío, y es que el post de hoy tiene miga. No he terminado de contaros la historia, esperad. Porque tengo un par de descubrimientos más que quiero compartir con todos. Y os van a gustar. Para que os vayáis preparando, os diré que lo que vais a necesitar es bien simple: pinturas pastel, y cartulinas negras. Yo ya he tenido que ir a comprar un par de veces.

Pasteles y cartulina negra

Sigo contándoos. Hoy me inspiró otro blog, «Le Dada de l’Enfant Terrible» y uno de sus post en el que se inspiraba en las ilustraciones de un libro genial para hacer unas láminas parecidas a las que os enseño hoy aquí. No acaba la historia aquí, y es que investigando sobre el libro en cuestión, lo he encontrado, y os lo puedo compartir. Una preciosidad.

Sólo participé en las láminas de las peques haciendo las siluetas de los peces. Y quisimos dibujar todos, porque de verdad que es un poquito adictivo. Alba me pidió una ballena.

SiluetaPoquito a poco la fue coloreando… ¡incluso a dos manos! Los pasteles se emborronan muy fácil, pero incluso así el resultado es genial. No importa.

Coloreando con pasteles

Los colores son brillantes y se pueden superponer, incluso colores claros sobre otros más oscuros. Esta es la ballena que ha coloreado Alba, con dos años. Ella misma me ha dicho que no se ha salido del dibujo, si no que ha dibujado a una ballena de cuatro pelos. Ahí queda eso (sí, se me cae la baba)

Ballena pintada con pasteles

El de Sara debe de ser un pez tropical, porque tiene todos los colores que pudo utilizar. ¡Su pez tiene pestañas!

Peces tropicales

Y esta es nuestra primera serie de láminas. A ver que hacemos con ellas, porque me gustan muchísimo. Los pasteles son bastante delicados de conservar. Si os pica el gusanillo, hacéis esta manualidad en casa y os apetece enmarcar algún dibujo después, os aconsejo que lo barnicéis antes. Yo he usado laca para el pelo, que funciona bien con la cartulina.

Pastel sobre fondo negroNo sé que os habrá parecido el post, aunque me encantará que me lo contéis aquí abajo. A mí me ha gustado mucho escribirlo, me gustan los descubrimeintos de estos días, que en tan poco tiempo me haya encontrado en terrenos muy distintros con ‘señales’ que hablen de lo importante que es el dibujo, y haber podido contároslo a todos en el blog.

¡Espero vuestros comentarios!

A %d blogueros les gusta esto: