Archivo de la etiqueta: capazo DIY

El capazo de las celebrities, también para niña

Capazo customizado para niña

Ya ha llegado el veranito, y apetece salir a la calle a tope de color, y con mogollón de sitio para guardar nuestras cosas, ¿verdad que sí?. Pues exactamente lo mismo le pasa a la peque, que desde que tiene su capazo customizado, no lo apea para llevar sus juguetes de aquí para allá. Hacía tiempo que me llamaban la atención estos capazos. Los veía en todas partes: en las revistas, en internet, por la calle… Hace unos años tuve uno, y me acuerdo perfectamente de un capazo que tenía mi madre cuando era pequeña, bordado en rafia. Es una moda que va y viene, está claro. Esta vez, quería probar a hacer nuestra propia versión mini para el blog. Bueno, pues me ha gustado tanto el resultado, que me voy a hacer con uno grande para poder ir a juego las dos. Os lo cuento.

Estad bien atentos, porque he invertido mucho, muchísimo más tiempo en escribir este post que en customizar nuestro capazo. Así que si queréis, podéis hacer la parejita a juego casi con el mismo esfuerzo. Los materiales, super sencillos: pintura acrílica, una cartulina y un cutter o tijeras para hacer vuestra plantilla, y unos cuantos pompones y pegamento para tela.

Capazo - Materiales

Si pensábais que esto de pintar un capazo era meterse en un berenjenal de mucho cuidado, estáis muy, pero que muy equivocados. Nosotros no manchamos nada de nada. Os aseguro que hay muchas otras cosas de apariencia más simple con la que sí la hemos liado pero a base de bien. Esto fue visto y no visto, ya os lo he dicho.

Pintamos el borde del capazo

Al principio me había agenciado un rodillo pequeño para pintar pensando yo que sé que. No hace falta. Con un pincel como el que veis en la foto, es más que suficiente. Lo primero que hicimos fue pintar el borde, que me gusta que vaya a juego con el dibujo.

Preparamos una plantilla para pintar lo que más nos apetecía. Todo con pintura acrílica, que ya sabéis que me gusta mucho. Se puede usar en casi cualquier superficie, los colores son muy vivos, y resiste bien al agua. El único pero que le pongo a esta pintura, es que se acaba quitando con las rozaduras. En este caso del capazo, le dará un aspecto como ‘envejecido’, que a mí personalmente me gusta. Si os apetece proteger el dibujo un poco más y llevarlo siempre intacto, podéis aplicar una capa de laca para el pelo por encima.

Coloreando el capazo con plantilla

¿Os acordáis de que os he contado en alguna ocasión que las manualidades son un buen momento para hacer diseños antes de ponernos manos a la obra? Pues si os apetece, podéis practicar con los peques como queréis que quede el capazo.

Aquí elegimos hacer un gran corazón de color rosa. Hago un inciso para contaros que yo confiaba en la pintura acrílica rosa que ya tenía en casa, pero resulta que estaba agotada y en el último momento, cuando ya teníamos todo listo para empezar a pintar, tuve que salir a buscar más. Dicen que la etapa del rosa en las niñas es una etapa que se pasa. Bueno, pues para vuestra información os diré que aquí vamos camino de los cinco años y ahí seguimos, agotando todo lo que permita colorear de rosa o morado.

Así quedó nuestro corazón. No tiene que ser perfecto. No os preocupéis si el borde de vuestro dibujo no es super nítido. Esas pequeñas imperfecciones que veis se pueden quitar si os apetece cuando la pintura esté seca.

Decoración del capazo

Hicimos un corazón rosa porque ganó la peque, pero mi apuesta era hacer un barquito y pintarlo en azul. Pero bueno, todo se andará, y el corazón también es monísimo, ¿no os parece?. Otras ideas que salieron además del corazón y el barco, fueron una estrella, un ancla, una palmera, un sol, y como iba a ser para transportar juguetes, hasta un patito de goma. Os las dejo aquí escritas por si os apetece usar alguna 😉

Pompones para nuestro capazoEl capazo así, puede darse por terminado. Ya sabéis aquello de menos es más, tal y cual… Pero por esta vez, hemos decidido que a la playa antes muertas que sencillas, y nos hemos liado la manta a la cabeza con unos cuantos pompones que compramos en el bazar del barrio.

Hice la prueba cosiendo los pompones al capazo, pero no os lo aconsejo, porque al final las tiras de mimbre se rajan un poco al pasar la aguja por ellas, y no me parece buena idea. Tenía por casa pegamento para tela, y probé a ver que tal. De momento han resistido fenomenal, ya ha aguantado un par de tirones de Bombón2, y ahí siguen… así que creo que os lo puedo recomendar. Mucho más rápido que coser, ¿verdad?

Capazo customizado en casa

Aquí tenéis el capazo preparado para salir a la playa o a la piscina. Y como veis en la foto, ¡listo para transportar todos los planes del verano! Leedlo si no lo visteis la semana pasada, porque es una manualidad que me encanta para hacer todos juntos al principio del verano.

Capazo para la playa

Este capazo ya ha ido un par de veces de visita a casa de los abuelos, y ayer nos lo llevamos de paseo con un par de juguetes para pasar un rato en el parque.

Capazo listo para ir al parqueSiempre os digo que me gusta que las manualidades del blog sean facilísimas. Y me parece que esta vez lo es. Complicación cero, y un resultado chulísimo.

Contadme que os ha parecido el post, y que dibujaríais en vuestro capazo. ¡Ah!, y si os ha gustado, compartidlo en vuestras redes sociales, ¡que sepan todos lo super fácil que es hacerse con un capacito de lo más actual!

 

 

A %d blogueros les gusta esto: