Archivo de la categoría: Manualidades

Espejito, espejito…

Espejito de goma eva y limpiapipas

Un espejo para el cuarto de los peques es la manualidad que os propongo hoy. Como siempre, una manualidad super fácil para que no os compliquéis mucho la vida con ella. A ver si os gusta tanto como las ovejitas de algodón que tuvieron tanto éxito.

Hace tiempo que os comenté que había abierto un bazar gigantesco al lado de casa de mis suegros, que vende de todo. Pero de verdad que si os digo de todo, es de to-do. Me gusta darme un paseo de vez en cuando por él, y hacer acopio de materiales para las manualidades de casa. Normalmente veo cosas que me sugieren ideas y las compro, como pasó con el juego de la oruga glotona, pero muchas, muchísimas otras, me las llevo a casa esperando darles buen uso más adelante y que algún día llegue la inspiración… Eso pasó con una lámina de espejo que llevaba guardada en el rincón de los materiales, ya unos cuantos meses.

Hoy la saco a relucir, con una plancha de goma eva, y unos cuantos limpiapipas. Esto es lo que vais a necesitar. Poca cosa.

materiales

Empezamos por recortar dos círculos, de la goma eva y del espejo. El cuter que os he enseñado antes sirve muy bien para la goma eva, pero para el espejo os recomiendo usar unas tijeras. Normales, no hace falta nada especial. Veréis que se corta como si fuese un cartón más.

Base de goma eva con espejo

Ahora nos pueden empezar a ayudar los peques. Tenemos que hacer agujeritos alrededor del círculo de goma eva, usando una perforadora. Yo cogí una con forma de estrella, porque a las estrellitas que salieron les vamos a dar uso para hacer alguna otra cosa, pero vosotros usad la forma que queráis. Cualquiera vale. Eso sí, intentad que los agujeros queden más o menos a la misma distancia unos de otros, ¿vale?

Estructura de goma eva

En esos agujeros, vamos a ‘coser’. Pasaremos por dos seguidos un limpiapipas, y luego les curvaremos las puntas en forma de espiral, como se ve en la foto. Aquí deciros que queda mejor si no hacéis siempre mitades exactas. Id añadiendo limpiapipas, de forma que los extremos que salen de la goma eva sean cada vez de una longitud.

Rayos de sol de nuestro espejo

En prácticamente todos los agujeros, habrá que insertar dos extremos de limpiapipas, con cuidado de que los colores contiguos no sean iguales. En esta foto os enseño la parte de atrás del espejo (con sus marcas para ver donde usábamos la perforadora), para que veáis cómo se entrelazan los limpiapipas y cómo poco a poco van dando cuerpo al espejo. Van girados entre una y dos veces entre sí.

Aprovechamos que estamos trabajando por detrás, para pegar una tapa en el centro del disco. Esta tapa va a hacer que cuando colguemos el espejo de la pared, quede un poco despegado y luzca mucho más. Yo usé silicona caliente para pegarla, pero puede haber muchos pegamentos para plástico que os vayan bien.

Trasera del espejo

Bueno, vale ya de ver las tripas de la manualidad de hoy, y vamos al otro lado que va a ser el interesante. Es aquí donde pegaremos, centrándola bien, la lámina de espejo. Me ha encantado trabajar con este material que era nuevo en casa. Tiene una capa autoadhesiva, por lo que os podéis olvidar de pegamentos para hacer cosas con él. Y de la parte del espejo trae un plástico protector para que ni se raye, ni se le queden dedazos, ni nada de nada. Podéis esperar a que el espejo esté terminado para descubrirlo.

Protector de espejo

Y ¡tachaaaaán! Aquí nuestro espejito para el dormitorio de la peque. Lo único que falta es buscarle el sitio perfecto, y colgarlo en la pared. No os importe si los limpiapipas no quedan todos a la misma altura, eso no es muy importante. Sólo tened en cuenta que todos los limpiapipas se vean bien. No tiene que ser perfecto, aunque al final nos parezca de verdad un espejo de cuento.

Espejo de goma eva y limpiapipas

Sara está feliz con él en su cuarto, pero Alba me ha preguntado que por qué le he puesto pelos de loca al espejo… se ve que a ella no le gusta tanto adorno.

Y en casa, ¿tenéis quien estaría orgullosa de su espejo, o más bien quien le vería pelos de loca? Por aquí tengo para todos los gustos… y me encanta.

Anuncios

Juego de la oruga glotona

La pequeña oruga glotona. Manualidad

Después de ver la primera foto no necesita presentación, ¿verdad? La ‘Oruga glotona’ es uno de los libros de las peques que más me gusta. Lleno de colores, encierra unas cuantas clases de ciencias en unas pocas páginas. No es la primera vez que hago un gusano en el blog, pero esta vez de la manualidad de la oruga ha dado mucho juego. Y encima es rápìda de hacer, no… lo siguiente. Enseguida os lo cuento.

La idea empezó cuando topé por casualidad con un montón de cuentas justo de los colores que tiene la oruga del cuento. Compré un par de bolsitas que tenían las cuentas que os enseño en la foto. Miradla y decidme si viendo los colores, no habríais pensado también vosotros en ‘La Oruga Glotona’.

Manualidad con cuentas de madera

Con el cuento en mente, lo siguiente fue hacerme con unos cordones de zapatos, un limpiapipas morado para hacer las antenas, y algo de pintura para los ojos. No hace falta más.

Se necesita medio cordón para hacer cada oruga. Con su punta iremos enhebrando todas las cuentas.

Manualidad con cordones

La primera cuenta que se fija al cordón, es la cabeza. Para pegarla, usé una pistola de silicona justo en el extremo por donde hemos cortado. En realidad sólo con esto, ya tenemos un juego muy divertido para los pequeños, que podrán pasar un buen rato ensartando cuentas de colores en el cordón.

Aquí veis la idea (la cuenta tiene que quedar al ras, no como se ve en la foto).

Juegos con cuentas

Ahora viene la sesión de caracterización de la oruga. Es muy sencillo. Coloreé la parte por donde asoma el extremo del cordón, con un rotulador rojo. El rojo debería ser lo más parecido al color de la cuenta que hemos utilizado, aunque si queda algo más claro u oscuro, no importa demasiado. Puede hacer el efecto de boca de la oruga. Para los ojos, es importante elegir una pintura que cubra bien. Yo probé con esmalte de uñas, pero no me gustó demasiado el resultado, así que al final los pinté con pintura 3D. Habrá muchas otras opciones que os pueden valer, probad vosotros. Para hacer las antenas, he cortado un par de trocitos del limpiapipas morado, y doblándolos un poquito, los he pegado en la cabeza usando otra vez la pistola de silicona.

Inspiración La oruga glotona

Hice las pupilas con un rotulador negro permanente, y listo. La verdad es que el cuento es fenomenal, está lleno de colorinchis, y enseña muchas cosas, pero su protagonista no es muy expresiva que digamos… es lo que hay. ¡Y eso que al menos le hemos hecho los ojos blancos y no amarillos como en el original!

Hasta aquí, ya tenéis un juego para los más pequeños que podrán entretenerse ensartando cuentas. Si elegís sólo las verdes, da igual la forma, da igual el orden, para hacer el cuerpo, lo habréis convertido juguete. ‘La Oruga Glotona’. La oruga con todas sus cuentas puede servir para jugar con ella tal cual. En mi caso, el ancho del cordón mide justo lo que el diámetro del agujerito de las cuentas, así que no se salen a no ser que tiremos de ellas. Si se salen con facilidad, podéis hacer un nudito al final, sujetarlas con una goma, o si no la vais a querer deshacer… pegarlas.

La Oruga Glotona hecha con cuentas

Y ya que estaba, seguí haciendo alguna más para hacer un juego de sumar y restar. Puede que os guste la idea si tenéis peques que están empezando a contar en casa. Sólo necesitaremos un dado, con estos valores en sus caras: añadir una, dos, tres o cuatro cuentas, y quitar una o dos cuentas. Sólo usamos puntos para indicar el número, y colores para saber si estamos sumando o restando cuentas. En la foto se ve mejor lo que os quiero decir.

Podéis reciclar un dado viejo pintándolo, hacer uno de cartón, o como yo, usar una cuenta con forma de cubo y rellenar el hueco que tiene. La idea con el dado es que haya más opciones de sumar cuentas que de restar.

Dado

Y ya está listo para convertirse en uno de los primeros juegos de mesa de vuestra casa. Se juega por turnos, empezando por el más joven del grupo. Hay que ir añadiendo o quitando cuentas de la oruga según lo que saquemos con el dado, y ganará el jugador que antes llegue al un número acordado de cuentas ensartadas (por ejemplo diez).

El juego de la oruga glotona

¿Os ha gustado la idea? Tengo todo listo para la próxima partida. ¿Os venís a jugar?

Horquillas de sirenas

Horquillas de goma eva

Después de enseñaros los platos de sirena que usaba Alba cuando era más pequeña, hemos hecho estas horquillas tan chulas con goma eva para que nuestras sirenitas las luzcan en verano. Esta manualidad es muy, muy, sencilla y el resultado es chulísimo. Puede gustarle a cualquier niña o mayor.

Sólo vamos a necesitar horquillas, goma eva con purpurina, un trocito de tela o fieltro, y pegamento. Empezamos dibujando las estrellitas por la parte del envés de la goma eva. Y las recortamos con cuidado una a una.

Goma eva con purpurina

Sé lo que estáis pensando… Tengo que decir que lo mismo se puede decir que son estrellas que flores, pero nosotros aún estamos en modo veraniego, visitando el mar día sí y día también, y nos recuerdan más a las sirenas que a otra cosa. Además, la goma eva es de purpurina, y todos sabemos que la purpurina es un must en todo complemento de sirena que se precie.

Esto es lo que tendréis que conseguir para cada horquilla. Yo tenía goma eva de varios colores, pero para esta manualidad la verdad es que el que más me gustaba era el blanco (o plata, como dice Sara). Otros colores más fuertes no me gustaban tanto.

Materiales

Montar las horquillas es bien sencillo. Solo tenéis que pegar la estrella a la horquilla ayudándoos con un trocito de tela que tengáis a mano. Nosotros usamos fieltro. Y para pegarlo, silicona caliente, que últimamente me he aficionado a ella, Y como además seca super rápido, nos deja poder estrenar en el momento esas horquillas tan chulas que estamos haciendo.

Montaje horquillas de goma eva

Hice tres horquillitas que lucieron así de bien esa misma tarde en la calle. Ya había hecho horquillas con lacitos, si no las recordáis podéis ir al link (también monísimas). La ventaja de estas de hoy es que como de sirenas que son, aguantan perfectamente que las metamos en la piscina o en la playa. Y que se hacen como churros, la verdad.

Horquillas hechas con goma eva

Se puede hacer lo mismo con una goma del pelo. Con la silicona queda tan fuerte, que no hay peligro de que se despegue.

Horquillas de sirena

¿Os animaréis a hacerlas? Si en verano sois de usar muchos complementos, seguro que a vuestras peques les van a encantar estas horquillas. ¡Y aún más si las hacéis juntas!

Crea tu castillo mágico*

Castillo de Pritt Crea

En casa hemos tenido la oportunidad de probar un kit de manualidades Pritt Crea, y os lo voy a enseñar en el blog. La marca de los pegamentos de barra, ha sacado estos kits con los que los peques pueden desarrollar su creatividad mientras se divierten y aprenden. Me encantó la idea, porque me ha recordado a las casitas de recortables que hacía con mi padre cuando era pequeña.

Hay ocho modelos diferentes de kits, pensados para niños de tres a once años: un barco pirata, una casa de muñecas, un establo, un monstruo marino, una isla del tesoro, un teatro, un barco y nuestro castillo mágico… todo escenas para dar rienda suelta a la imaginación.Los sobres traen una leyenda que nos dice el grado de ayuda que van a necesitar los peques en función de su edad.

BolsaLas bolsitas tienen todo lo que necesitan para hacer la manualidad. Traen instrucciones, plantillas precortadas, y cómo no, una barrita de pegamento Pritt. Os suena, ¿verdad? No necesita presentación. Deciros que este pegamento es no tóxico, y si los peques se manchan o ensucian algo con él, se limpia muy fácil, sólo con agua. Así que no hay excusas, ¡adelante!

Este es el contenido de nuestra bolsa. Trae un librito de instrucciones, una barrita de pegamento, y las piezas del castillo en cartulina.

Contenido

Las instrucciones se pueden colorear, y traen una mini historia que me ha encantado. Sobre todo porque este verano vamos a hacer un par de rutas de castillos, y tanto la historia como la manualidad nos ha venido que ni pintada. ¿Por dónde lo de los castillos? Pues muchos por aquí, sin irnos muy lejos. Que en España tenemos muchos y muy bonitos.

Instrucciones

Las piezas del castillo que dicho sea de paso, recuerda bastante al de Neuschwanstein en Alemania, vienen precortadas, así que sólo hay que ir sacándolas una por una. Esto lo pueden hacer los peques casi sin ayuda.

Cortar

A continuación, hay que doblar siguiendo las marcas que trae el cartón.

Doblar

Y por último, pegamos las piezas siguiendo cuidadosamente las instrucciones. Aquí aproveché para hacer una encuesta. – ¿Te gusta? – ¡Me encanta! Me gusta troquelar y pegar, así que… La actividad había pasado la prueba de fuego por el momento, y aún nos iba a dar más juego. Os lo cuento.

Pegar

Así se ve el patio de nuestro castillo mágico terminado. Un castillo con una princesa que invita a sus amigos a resguardarse en él en caso de peligro… o como nos gusta a nosotros, para celebrar fiestas o bailes.

Castillo mágico

Así que como vimos a la pobre princesa muy sola, decidimos investigar la web www.prittworld.com que según las instrucciones tenía muchos más materiales descargables y juegos. A ver si por casualidad podíamos hacer de celestinos y encontrar un príncipe. Y no dimos sólo con un príncipe, si no que vimos muchísimos más personajes que nos ayudarían a montar la fiesta que estábamos ya imaginando. Os recomiendo que le echéis un vistazo ¡pero ya! Es increíble la cantidad de manualidades que tiene para que los peques se puedan entretener.

Descargas

Descargamos tantos amigos, que no cabían en el castillo. Así que la princesa dejó a su perrito guardando el castillo, mientras celebraba el baile con su príncipe en los jardines. A la fiesta asistieron todos sus amigos, y no faltó ni un unicornio, ni un Dragón que cuidaba de todos ellos desde la torre del castillo.

Manualidad Pritt

Como veis, lo pasamos genial construyendo el castillo, indagando en la web buscando sorpresas, y jugando con todo después. ¿Qué os ha parecido? ¿Os vais a animar con una de estas manualidades de papel y pegamento?

* Post escrito en colaboración con Pritt.

Carvado de sellos para niños pequeños. El fondo del mar.

Colección de sellos con goma eva

Con que la manualidad de hoy os guste la mitad de lo que ha gustado en casa, ya me doy por satisfecha. No os digo más, así que leed bien atentos porque creo que esto va a ser un top del verano 😉 Os conté hace unos días cómo hacer sellos con goma eva. Aquello fue el nivel cero, e hizo que se nos amontonasen las ideas, ya os lo decía en el post. No es que hoy os vaya a enseñar nada que sea muy sofisticado, entre otras cosas porque si lo fuese, no estaría en el blog, pero sí es una idea que os va a dar muchísimas combinaciones.

Pensé hacer siluetas de peces, algo veraniego, y usarlas para pintar acuarios. Una manualidad muy chula y con posibilidades infinitas para dibujar el fondo del mar. Sólo se necesita goma eva, tijeras o un cutter y un lapicero. ¡Ánimo, que peces hay de todas las formas, tamaños y colores! Ahí va el paso a paso de cómo hice el primero.

Dibujo

La idea original era quedarnos con los peces ‘planos’. Una vez tenemos la silueta recortada ya se podría usar como sello, pero os recomiendo que os hagáis con algo para empezar a dibujar en él. Un punzón, un palillo, o un simple lapicero pueden valer. Esto, con permiso de los que hacéis verdaderas virguerías con el carvado de sellos, se podría decir que puede ser la iniciación al carvado de los más chiquitines. Sin gubias, sin planchas de carvado, y sin gomas de borrar. Todo con materiales que es fácil tener a mano, como nos gusta.

Marcado

Para hacer los dibujos, yo he usado un lapicero con la punta bastante desgastada. Como veis, todo super sofisticado, jeje. Me apetecía que las marcas que hicese no fuesen muy finas, y que además se quedasen dibujadas en los sellos. Hay que apretar para hundir la goma donde queremos tener las marcas. Es así como hice la colección que veis en la primera foto. Son sellos un poco grandes, no es tan fácil encontrar una tapa para pegarlos como hicimos en la manualidad de hace unos días, pero tampoco es necesario.

Sello de pez

Los que me sigáis en twitter, puede que hayáis leído hace unos días que estaba esperando tinta de colores. Estaba impaciente por que llegasen para probarlos con la idea de los peces. Si por ejemplo queréis hacer una tarjeta, sólo tenéis que presentar los sellos como más os guste, pensar los colores, y empezar a estampar. Como veis en la foto, he pegado el pez más pequeñito en un tapón, como os enseñé en el post para hacer sellos con goma eva, porque así es mucho más manejable, y evito el plantar algún dedazo que no querría en el sitio más inoportuno.

Composición

Si el sello no cabe en el tampón, haced al revés: coloread el sello con la tinta del color que habéis escogido hasta que quede todo bien cubierto y uniforme.

Acordaros de limpiar los sellos antes de cambiar de color, para no estropear ni los dibujos ni la tinta. Podéis cambiar los colores, repetir algunos de los motivos… lo que queráis ¿Qué os parece esta postal para dar la bienvenida al verano?

Tarjeta con sellos caseros

Y mientras vamos y no a la playa (suerte los que la tengáis a mano), imaginamos en papel los días de hacer snorkel, que tanto nos gusta.

Acuario con selllos

Las combinaciones son infinitas, ¡el límite lo ponéis vosotros! Entre uso y uso, guardad vuestros sellos bien limpitos. Con una toallita húmeda quedan fenomenal. Si no tenéis a mano, un algodón y alcohol también funciona bien.

Si os gusta la idea de dar color a vuestros dibujos y no tenéis tintas de colores, que puede ser, podéis usar también pintura para dedos. Lo único a tener en cuenta en este caso, es que los detalles que habréis dibujado en vuestros peces, no se van a distinguir tan bien como si usaseis tinta. Yo trabajaría sólo con las siluetas de los peces, o los cubriría con una capa muy, muy finita de pintura antes de estampar. Cuestión de probar. ¡Y recordad siempre que las manualidades nunca salen mal!

Fondo del mar

No puedo terminar el post sin enseñaros esto. Mientras yo preparaba la colección de sellos marinos, Sara cogiendo ideas de aquí y de allá, ha hecho mi sello favorito. Una estrella de mar sonriente, que ya tengo guardada como un tesoro. Sí, estáis pensando bien. Se me cae la baba.

Iniciación al carvadoEsta manualidad va a tener a los peques entretenidos haciéndola, pero aún os va a dar muchísimo más juego después, cuando se pongan manos a la obra con un papel. ¿Qué sellos haríais vosotros?, ¿qué dibujaríais? A mí me ha vuelto a pasar, jugando con estos sellos, se me han ocurrido nuevas ideas…

Vamos a jugar a policías y ladrones

Empieza la partida

Hace unos días surgió en una cena de amigos el tema de los juegos de cuando éramos pequeños. No podía dar crédito a que mi entorno más cercano no tuviese ni idea de en qué consistía el juego de Policías y Ladrones. Así que decidí seguir preguntando y ampliar un poco el radio de la encuesta. Pero nada. ¡Ninguno de los preguntados había jugado nunca!. Ni sabía de lo que le hablaba, vamos. Pensé enseguida en contar por aquí en qué consiste, haciendo una manualidad.

He pasado horas y horas de verano cuando era pequeña, jugando con mis primos a esto. Así que os aseguro, que con el post de hoy y si os vais a juntar con bastante niños, podéis sacar unos buenos ratos de tranquilidad. Para que no me digáis que no pienso en vosotros. ¡Ah! y yo lo hago con una mini manualidad de por medio, que si queréis y sin que yo me entere, os la podéis hasta ahorrar sustituyéndola por una simple hoja de papel cortada en trocitos.

El juego del asesino que es como lo llamábamos los primos (os doy permiso para que le cambiéis el nombre, si a algunos os puede sonar un poco fuerte), ha sido para nosotros, casi tan memorable como las acampadas en el salón. Guardo muy buenos recuerdos de los dos. Atención, que va manualidad fácil con cosas que hay por casa, que pueden hacer los peques, y que además es un juego, como hicimos con Pumpkin o con nuestra diana. Esta vez vamos a necesitar chapas, esmalte de uñas, un rotulador permanente, y una bolsita para guardarlo todo.

Chapas para jugar a asesinos y ladrones

Hay que preparar un policía, un ladrón o asesino (o las dos cosas, nos vamos a cebar con este pobre), y muchos, muchos ciudadanos. Aunque se puede jugar desde cuatro personas, este es un juego yo diría que al menos para cinco para que sea divertido, y que se pone mucho más interesante si aumenta el número de participantes. Los peques pueden ayudar pintando las chapas y con los dibujos.

La parte de atrás se puede pintar en otro color pero todas igual, para que no se distingan entre ellas. Aquí están, unas cuantas secándose.

Empieza el juego

En esta misma posición, boca abajo, empieza el juego. Para la partida, necesitamos tener un policía, un ladrón, y tantos ciudadanos como sea necesario para completar el número de jugadores. Después de remover bien las chapas, cada jugador coge una y la mira sin que la vean los demás. Nadie dice qué ficha tiene.

¿Que hay que hacer? Fácil: el policía tiene que adivinar quién es el ladrón. Y mientras el policía está atento al más mínimo movimiento, el ladrón tiene que matar a todos los ciudadanos (o hacerles levantar los brazos, en una versión más light). Y los mata cuando el policía no mire, guiñándoles un ojo. El ciudadano entonces tiene que contar para sí hasta cinco desde que le guiñan el ojo, y decir después en voz alta que está muerto.

Ciudadano muertoLa partida acaba cuando ya no quedan ciudadanos, o cuando el policía ha descubierto al ladrón. Y ladrón, mucho cuidado no guiñes el ojo sin darte cuenta al policía, porque entonces… te habrán pillado, y se acabará también la partida.

Pierde

Jugamos todas las partidas que queramos, y ya está, recogemos después las chapas en una bolsita, y estamos listos para llevarlas a la siguiente reunión que se tercie.

Juego del asesino para llevarDedico el post en especial a todos los que habéis sido niños sin conocer este juego que yo hacía con trocitos de papel cuando era peque. No seáis tontos, y aprovechad a descubrirlo ahora con los peques, que este juego es uno de esos que son muy divertidos precisamente por lo simples que son. Y los que sí habéis jugado alguna vez a esto, ¡decídmelo, por favor! ¡Que pueda demostrar que mi familia no es la única que lo conoce!

Cómo fabricar sellos con goma eva

Set de sellos caseros con goma eva

Estar en casa todos, y escuchar el silencio más absoluto. Ese silencio tan, tan grande, que casi podría decirse de dónde viene. Y que hace pensar que nada bueno está pasando. Os suena, ¿verdad? -Pero ¿qué has hecho?, Blancanieves, Caperucita, La Carroza de Cenicienta… ¡Todos en la pared! -Si, mami. Tres veces. -Cómo que tres veces? -Que he puesto en la pared tres carrozas. Esa es la que me liaron hace unos meses con unos sellos la mar de monos que tenemos en casa. Aún así, quise probar a hacer esta versión de sellos propios con goma eva.

Hace tiempo hicimos unos sellos con patatas. Escribí aquel post con mucho cariño, porque fue la primera manualidad que se le ocurrió a Sara para publicar en el blog. Esta vez vamos a utilizar goma eva, perforadoras, tapones de botellas, y tinta para  estampar. Veréis que rápido nos hacemos con nuestra mini colección particular.

Cómo hacer sellos caseros de goma eva

Sólo tenemos que recortar las formas que más nos gusten con las perforadoras. Yo hice un juego de sellos con motivos pequeños, que pueden usarse para dibujar, o adornar lo que más os apetezca. Y si tenéis maña con las tijeras, podéis animaros y recortar las formas a vuestro gusto.

Usar perforadoras para hacer sellos

Para pegar la goma eva a los tapones, usé silicona caliente, porque es mucho más difícil que se despeguen las formas que si usamos cualquier otro tipo de pegamento. Además, otra ventaja de la silicona caliente es que enfría muy rápidio. Un plus para los impacientes que están deseando probar los sellos que acaban de hacer.

Montaje de los sellos

Así que en menos de lo que tardo en escribir este post, tenemos un juego de sellos para los peques, con el que van a estar encantados. No os preocupéis si al aplicar la silicona quedan algunos hilitos, cuando esté fría los vais a poder quitar sin problemas,

Sólo nos falta usarlos con la tinta que más nos apetezca, y empezar a dibujar. Como nos aconsejan en material para manualidades, no olvidéis limpiar el tapón antes de estampar el dibujo. ¡Queda fatal que alrededor de nuestros dibujitos se llene todo de manchurrones de tinta!. Echad mano de una toallita, y quitad toda la tinta que nos está molestando. No tengáis prisa, que la que habéis colocado en la goma eva no se seca así como así.

Tinta para los sellos

En casa estuvimos todo el día haciendo dibujos con los sellos, ¡y hasta nos atrevimos a probar a decorar alguna cosita! La goma eva absorbe mucha tinta, jugad con los peques para ver qué intensidad de color es la que más os gusta, y enseguida le habréis pillado el truco.

No penséis en usarlos sólo en papel, que está fenomenal, pensad mucho más allá, porque los resultados os van a encantar. Aquí os dejo una foto de como quedaron las estrellitas en una caja de madera (cosas de la vida, también de sellos). Y os recuerdo la cometa del verano pasado, que decoramos a base de golpe de sello. (Inciso para deciros que sino habéis visto nuestra cometa, lo hagáis, porque es super sencilla, y os puede dar ratos y ratos de diversión este verano).

Decorar con sellos de goma eva

Y antes de despedirme os doy un consejo: limpiad bien el sello antes de guardarlo o de cambiar de color de tinta. Porque no queremos que se los tampones que tenemos por casa se nos manchen por mezclar los colores, ¿verdad que no?

He abierto las puertas a un mundo nuevo, porque esta actividad ha gustado tanto en casa, que ya tenemos un montón de ideas para seguir haciendo sellos. ¿Lo mejor como en casi todo lo que hacemos? Que el límite sólo lo ponéis vosotros. Este ha sido sólo el nivel principiante. Level 0. Estoy segura de que esto continuará y de que me vais a enseñar vuestras versiones.

Nota: Edito para enseñaros cómo hacer una estupenda serie de sellos del fondo del mar. ¡Es tan sencillo, que no te lo vas a creer!

Y tú, ¿a qué esperas para empezar a crear tu colección de sellos particular?

A %d blogueros les gusta esto: